INTENCIÓN

No basta con hacer las cosas sin pensar ni saber que ocurrirá.

Acciones mecánicas, espontaneas, voluntarias, conscientes e inconscientes…todo un universo de repercusiones que pueden pasar desapercibidas a nuestro ser.

Pero ¿ que pasa con la intención?  ¿Con esa voluntad de hacer algo buscando un propósito o consecuencia?.

¿Quien evalúa?  ¿quien juzga? ¿Nosotros mismos?

Eso huele a mentira.

Y la mentira puede ser útil , dañina o incluso divertida.

Y es que a veces, con la intención, no basta.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: