SIEMPRE HAY UN DESPUES

La música acompaña en los momentos difíciles.
El pesimismo es contagioso y la cobardía, cobarde.
La música es fiel, no te deja, te espera paciente, siempre dispuesta, nunca se acaba.
La ira y el rencor nos hacen débiles. Nada de eso soluciona nada.
A veces, ni tan siquiera las cosas tienen solución.
Por eso hay que seguir, con sonrisa, empatia , transmitiendo y rechazando.
La luz se abre camino en la oscuridad.
Y es eso lo que debemos buscar. Luz, cualesquiera que sean sus significados para cada uno de nosotros, pero luz al fin al cabo.
Siempre hay algo más, siempre hay un después, y a eso me aferro con fuerza.
Adelante.
Adelante.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: