VUELVE EL CALOR

Hay cosas que siempre vuelven.
Y cuando vuelven, no nos acordamos de ellas y nos dejamos sorprender.
Como el calor de junio.
Las altas temperaturas, los pasos lentos, la busqueda de sombra, la cerveza fria, las noches eternas, el sol que nunca cede, la futil queja y el suspiro interminable.
Vuelve el verano.
Vuelve el calor.
Hay cosas que nunca cambian.
Afortunadamente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: