UN SUEÑO, OTRO SUEÑO

Anoche volví a soñar.

Y al amanecer, volví a recordar:

Me encontraba rodeado de aguas, arrastrado lentamente sin poder reaccionar.

Flotaba subido en una pequeña canoa que, con un solo remo, no paraba de girar mientras la corriente seguia empujandome hacia el infinito.

Estaba desesperado y tenia miedo. Cansado de remar en círculos y viendo la proximidad del abismo, me levanté de la canoa y me lancé al agua sin pensarmelo dos veces.

El golpe fue seco.

Apenas habia medio metro de profundidad.

Me toqué la cabeza.

Estaba sudando.

El sol ya asomaba por las rendijas de la persiana de mi cuarto cuando abrí los ojos y contemplé mi aspecto, sentado  en el suelo frente al espejo. Era realmente patético.

Solo fue un sueño, otro sueño.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: