NADA QUE DECIR

Cuando no hay nada que decir, pasan los instantes como si fueran gotas de un grifo mal cerrado. Las cosas permanecen sin colores y los olores desaparecen sin que nos hayamos dado cuenta.

Cuando no hay nada que decir, es mejor callarse.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: