PASÓ EL VERANO, LLEGÓ EL OTOÑO

Y no tengo nada que decir, nada que comentar. Llegó el otoño y estoy triste porque las cosas que pasan a mi alrededor, lejos de reconfortarme, me afectan. Me arañan y hacen daño. Y me doy cuenta que soy débil, que todo es pura fachada y que en cualquier momento , me puedo derrumbar. El verano pasó y ya no es ni siquiera un recuerdo. Solo quedan los colores y ciertos atardeceres. Los vinos, las comidas placenteras y las siestas eternas. Pero eso ya pasó. El otoño es el presente y no me gusta este presente. Prefiero cerrar los ojos y que vaya pasando, lentamente, silenciosamente, que los segundos vayan cayendo como hojas caducas del arbol sin tiempo.
Llegó el otoño

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: